La octava y última jornada de competición para la Natación en estos Juegos Olímpicos nos ofreció un broche de oro para la mítica carrera de Michael Phelps, si finalmente decide retirarse como ha insinuado… Y es que con la victoria de Estados Unidos en el relevo 4x100 Estilos, en el que Phelps realizó la posta de Mariposa, el “Tiburón de Baltimore” logró su medalla nº28, de las cuales 23 han sido de oro, 3 de plata y 2 de bronce a lo largo de cuatro Juegos Olímpicos, porque en su debut olímpico en Sydney 2000, cuando aun era un jovencito de quince años, “solo” pudo ser quinto en la final de los 200 Mariposa… y mi curiosidad me hace preguntarme ¿Es cierto que Michael Phelps se retirará, esta vez de verdad, como dijo tras los Juegos de Londres o volveremos a verlo en Tokio 2020?. Tendremos que esperar cuatro años para descubrir la respuesta.

            Y como no podía ser de otra forma, la última jornada comenzaba con otra grandísima sorpresa, puesto que la consecución de la medalla de oro en los 50 Libres femenino por parte de la danesa Pernille Blume no entraba en las principales apuestas antes de la disputa de estos Juegos, pero tras su actuación en series y semifinales tampoco se puede considerar descabellado su logro. En una apretadísima final en la que las seis primeras clasificadas estuvieron separadas por únicamente doce centésimas, Blume consiguió el oro con un tiempo de 24:07. Plata fue Simone Manuel, que se quedó a solo dos centésimas (24:09) de hacer el doblete de la velocidad, siendo el bronce para la que fuese plata en Londres, la bielorrusa de 30 años Aliaksandra Herasimenia con 24:11. Esta final fue tan igualada que entre el oro y el cuarto puesto que ocupó la británica Francesca Halsall solo hubo una diferencia de 6 centésimas (24:13). Quinta fue la gran favorita, Cate Campbell, la única nadadora que ha bajado este año de los veinticuatro segundos, pero que en esta ocasión se quedó a ocho centésimas del oro con sus 24:15. Sexta acabó la campeona de Londres, Ranomi Kromowidjojo, con 24:19, por delante de la menor de las Campbell, Bronte, que fue séptima con 24:42.


            Un claro dominador tuvo la final de los 1500 Libres masculino: Gregorio Paltrinieri. Tras la salida se colocó primero el canadiense Ryan Cochrane, pero el italiano lo adelantó rápidamente, cogiendo la cabeza de la prueba tras los primeros 150 metros, y a partir de ese momento impuso un ritmo infernal en busca del record del mundo que sus perseguidores fueron incapaces de mantener. Por detrás de Paltrinieri se situaban los estadounidenses Jaeger y Wilimovsky, y junto a ellos al mismo ritmo marchaba Mack Horton. Al llegar a los setecientos metros Jaeger se puso en segunda posición y empezó a separarse paulatinamente de su compatriota, mientras que Horton empezaba a flaquear. Parecía que el podio estaba claro, pero en los últimos seiscientos metros comenzó la remontada del italiano Gabriele Detti, que pasó de la sexta posición hasta colocarse tercero a 150 metros del final y encima recortando distancias con Jaeger. Paltrinieri perdió la opción de rebajar la plusmarca mundial en los últimos 150 metros, pero se adjudicó de forma totalmente merecida el oro con 14:34:57. Connor Jaeger pudo aguantar el empuje de Detti y acabó segundo con 14:39:48, logrando el otro italiano la medalla de bronce con 14:40:46. En la cuarta posición finalizó Wilimowsky, quinto terminó Horton y sexto Cochrane. Con esta final terminaban las pruebas individuales en la piscina.


            El oro de Estados Unidos en el relevo 4x100 Estilos femenino supone un hecho histórico para su país, puesto que es el que hace el nº1.000 que consiguen los deportistas estadounidenses en la historia de los Juegos Olímpicos. Y las responsables de ese momento histórico fueron Kathleen Baker (espalda), Lilly King (Braza), Dana Vollmer (Mariposa) y Simone Manuel (Libre). Para hacerse con el oro tuvieron que remontar, puesto que tras la posta de Baker ocupaban la cuarta posición, pero Lilly King comenzó con esa remontada para darle el relevo a Vollmer en segunda posición. La medallista de bronce de los 100 Mariposa hizo una posta tremenda para pasarle el relevo a Simone Manuel con más de un segundo de ventaja sobre las danesas. Manuel fue ampliando las diferencias para llegar a tocar la pared con un tiempo de 3:53:13. La lucha por las otras dos medallas fue apasionante, y con una gran actuación de Cate Campbell, que comenzó el último relevo en sexta posición, Australia se hizo con la plata con 3:55:00, con solo una centésima de ventaja sobre Dinamarca, que con la campeona de los 50 Libres apenas 25 minutos antes Pernille Blume dando el último relevo llegó con una marca de 3:55:01 para obtener el bronce. Cuarta fue China, que se quedó a las puertas de las medallas con 3:55:18 y quinta fue Canada con 3:55:49.


            Llegó la última prueba del programa olímpico de Natación, el relevo 4x100 Estilos masculino, donde Estados Unidos logró el oro con un cuarteto de auténtico lujo: Ryan Murphy (campeón olímpico de 100 y 200 Espalda), Cody Miller (bronce en los 100 Braza), Michael Phelps (oro en 200 y plata en 100 Mariposa) y Nathan Adrian (bronce en 50 y 100 Libres), todos ellos medallistas en estos Juegos. Ryan Murphy, el mejor espaldista del mundo en la actualidad sacó más de un segundo de ventaja sobre todos sus rivales, marcando un tiempazo de 51:85, nuevo record mundial superando la plusmarca de Aaron Peirsol de 51:94 que poseía desde 2009. En el segundo relevo el británico Adam Peaty volvió a dar una nueva exhibición en Rio y remontó del sexto puesto hasta dar el relevo en primera posición con más de medio segundo de ventaja sobre los estadounidenses, sacándole casi dos segundos y medio a Cody Miller. Michael Phelps comenzó su relevo en segunda posición, y fue capaz de realizar, quien sabe si será así, su última exhibición para devolver la cabeza de la carrera a su equipo y darle el relevo a Nathan Adrian en primera posición con una ventaja de 41 centésimas. Adrian amplió esa ventaja y llegó al final con un tiempo total de 3:27:95, nuevo record olímpico y oro para Estados Unidos. Gran Bretaña pudo aguantar el fuerte envite de Kyle Chalmers y se hizo con la plata con una marca de 3:29:24, siendo el bronce para Australia con 3:29:93. La cuarta posición la ocupó Rusia y la quinta Japón. China fue descalificada.


            Y hasta aquí lo que ha dado de si la Natación en los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro, una competición que se podría calificar de soberbia, en la que se han batido un total de 8 records mundiales, tres en categoría masculina (2 de Adam Peaty y 1 de Ryan Murphy) y 5 en categoría femenina (2 de Katie Ledecky, 1 de Katinka Hosszu, 1 de Sarah Sjostrom y el relevo 4x100 Libre de Australia). Unos Juegos donde Katie Ledecky se ha consagrado como la gran “Reina del agua” merced a sus 4 medallas de oro y una de plata unidas a dos records mundiales; donde a Katinka Hosszu se le podría nombrar “Princesa del agua” por sus 4 medallas, 3 oros y una plata, además de un record mundial; donde Sarah Sjostrom ha estado realmente brutal logrando tres medallas, una de cada metal, además de un record mundial; donde una Maya DiRado que anunciaba su retirada tras los Juegos se colgaba cuatro medallas al cuello, dos de ellas de oro; donde ha emergido una joven revelación llamada Penny Oleksiak, con cuatro medallas, una de ellas de oro; donde Simone Manuel también se ha hecho con otras cuatro medallas, dos oros y dos platas, y con las agradables sorpresas de nadadoras como Pernille Blume, Lilly King, Rie Kaneto


            Entre los chicos no hay dudas, el dominio de Michael Phelps ha sido prácticamente absoluto, aunque se le escapase el oro en los 100 Mariposa. Phelps ha sumado 5 oros y una plata a su ya de por si impresionante historial. Muy destacable también lo que ha logrado Adam Peaty, con un oro incontestable, una plata y batir dos veces el record mundial en la misma prueba. Ryan Murphy ha sumado 3 oros y se ha consagrado como el mejor espaldista del mundo. Hemos visto grandes actuaciones de gente como Kosuke Hagino, Gregorio Paltrinieri, Mack Horton… luces y sombras protagonizadas por Sun Yang y, por supuesto, hemos disfrutado de grandes sorpresas que le han dado una emoción inusitada a las pruebas como las que han protagonizado Dmitri Balandin o el veterano Anthony Ervin, así como las jóvenes promesas, ya realidades, Kyle Chambers y Joseph Schooling.


            La actuación española ha sido en general buena, destacando la plaza de finalista con record de España que logró Joan Lluis Pons, las buenas sensaciones que han dado los jóvenes Hugo González de Oliveira y Eduardo Solaeche, las dos semifinales de Jessica Vall, pero por encima de todo, la maravillosa actuación que tanto nos ha hecho disfrutar de Mireia Belmonte, con ese soñado oro en los 200 Mariposa y el sensacional bronce de los 400 Estilos, además del record de España y cuarto puesto en los 800 Libres tras todo el esfuerzo y cansancio acumulado durante estos días.
¡¡¡¡¡ GRANDE MIREIA !!!!!.


Ignacio Ortiz

@00CAFETERO