La rusa Anna Chicherova ha sido descalificada de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, donde fue bronce en salto de altura, después de dar positivo en un control antidopaje retroactivo de orina de los que se comenzaron a hacer en 2015. 

La decisión la anunció el Comité Olímpico Internacional en un amplio informe en el que se revela que a la saltadora se le habrían encontrado rastros de turinabol, un esteroide anabólico muy conocido en los años 80.

En aquella final, que ganó Tia Hellebaut y plata fue Blanka Vlasic, el cuarto puesto fue para la también rusa Slesarenko y el séptimo para Ruth Beitia que podría avanzar un puesto en esa clasificación y ser sexta. Chicherova también alcanzó el oro en Londres 2012, en una final en la que Beitia fue cuarta. Sin embargo, esta sanción no atañe a aquella cita.