Manny Pacquiao sigue siendo una de las mayores fuerzas de la naturaleza del boxeo. El cinturón de peso wélter de la OMB ya tiene nuevo dueño en el senador filipino, que se deshizo del estadounidense de raíces mexicanas, Jessie Vargas, via decisión unánime tras los 12 asaltos. Las puntuaciones de los jueces fueron 118-109, 118-109 y 114-113.

Pacman dominó, al menos, once de los asaltos y estableció su dominio desde el principio mandando a Vargas a la lona en el segundo round con un directo de izquierda. Anunció que se retiraba hace 7 meses, pero fue un "hasta luego" y a sus 37 años capturó por tercera vez el mundial del welter. Ha sido campeón en ocho divisiones diferentes, aunque dos en organizaciones menores.