Los Green Bay Packers viajarán a Georgia para enfrentarse a Atlanta Falcons en la final de la NFC después de derrotar a los Dallas Cowboys en un muy buen partido de football (34-31), que se les pudo escapar en el último cuarto.

Mason Crosby aguardó pacientemente en el banquillo durante todo el juego hasta que se quedó con todas las miradas y el protagonismo en los últimos 93 segundos en los que logró adelantar consecutivamente a los suyos, primero con un field goal de 56 yardas y finalmente uno de 51 yardas con el que desempató el partido que, a falta de tres segundos, se encontraba igualado a 31. Además, se convierte Crosby en el primer pateador que hace dos goles de campo de 50 yardas o más en los últimos dos minutos de un partido de postemporada.

Aaron Rodgers lideró al equipo durante todo el partido, llegándose a colocar 18 puntos arriba en el marcador. El QB lanzó 28 de 43 pases para 356 yardas, con dos pases de TD (uno para Richard Rodgers y otro para Cook). Sin embargo, Rodgers fue interceptado por primera vez en 8 partidos.

En cuanto a Dak Prescott, se convirtió en el primer QB rookie en lanzar tres pases de TD (2 para Dez Bryant y 1 para Jason Witten). Prescott completó 24 pases de 38 intentos para 302 yardas y los mencionados 2 pases de TD, fue interceptado en el tercer periodo por Hyde. Dez Bryant lideró al equipo con 132 yardas de recepción en 9 pases con dos TD. Ezequiel Elliot, con 21 intentos de carrera, avanzó 124 yardas.

Los Green Bay Packers vuelven dos años después a la final de conferencia de la NFC, donde intentarán ganar a Atlanta Falcons en el Georgia Dome. El partido se les pudo haber escapado en la segunda parte después de que el equipo de Dallas remontase el déficit de 18 puntos que llegaron a tener. Rodgers volvió a dar una lección de juego y Cook fue artífice de una gran recepción que dejó en 51 yardas la distancia que debió “superar” Crosby a falta de 3 segundos.


Dallas, seed número 1, cierra una gran campaña con un equipo liderado por dos rookies que no consiguieron superar la presión de su primer partido de playoff. Consiguieron empatar el partido en el último cuarto y llegaron empatados a los últimos segundos de partido.

Atlanta espera a Green Bay en un duelo de grandes ataques que se disputará el próximo domingo en Atlanta, siendo este el último juego que acogerá el Georgia Dome antes de que el equipo se mude a su nuevo estadio.


Marc Alonso Bueno
Síganme en Twitter @MarcAloB y sigan toda la información y actualidad deportiva en @sextoanillo y @sextoanillonfl. Y en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo.