El Torneo de Exeter fue la última cita de las Seven Grand Prix Series 2017, edición que se ha terminado llevando la selección de Rusia proclamándose campeona de Europa con un total de 74 puntos, mientras que Irlanda ha acabado en segundo lugar a solo dos puntos de distancia (72), consiguiendo además el billete para el próximo Mundial de Rugby 7 en San Francisco 2018.

España no podrá estar en dicha cita, pues los Leones fallaron cuando menos margen de error tenían, perdieron su clasificación, y eso les lastró en los partidos sucesivos en Exeter. Los de Pablo Feijoo, que habían acumulado dos finales (Moscú y Lodz) y un tercer puesto (Clermont), fueron octavos en la última prueba del Grand Prix tras ser sorprendidos por Portugal (14-21) en cuartos de final. Ya sin opciones de ir al Mundial, cedieron por el quinto puesto ante Georgia (5-19) y por el séptimo contra Alemania (14-21). Finalizan en la clasificación general con la medalla de bronce, con un total de 58 puntos.

No obtuvo España el billete para el Mundial de 2018 pero sí logró en Hong Kong hace tres meses algo más importante: el ascenso al circuito de las World Series, y el puesto exigido por el CSD para optar a las Becas ADO que permitan una dedicación exclusiva de los internacionales para este deporte.