Posiblemente sea el partido que los equipos menos quieren jugar. La mal llamada final de consolación, partido que enfrenta a los dos equipos derrotados en semifinales, servía además para despedir a una leyenda del baloncesto español y europeo: Juan Carlos Navarro.



Con todos estos ingredientes, los más normal es que los hombres de Scariolo salieran distraídos ante Rusia, pero nada más lejos de la realidad. Pensando que el poder colgarse otra medalla sería el mejor colofón para la carrera del escolta del Barcelona, el quinteto titular desde la lesión de Abrines (Rubio, Navarro, San Emeterio y los Gasol) demostraron querer ganar desde el minuto uno la medalla. En los dos primeros cuartos las ventajas de España rondaban los 15 puntos, hasta dejar un 45-28 en el marcador que parecía dejar el bronce en el cuello de los nuestros.

Con todo el equipo buscando y deseando que Juan Carlos Navarro anotara su última canasta (anecdóticamente, anotó dos puntos sin que el balón llegara a entrar), los rusos empezaron a, poco a poco, remontar el partido. Fridzon y Kulagin empezaron a anotar, Ricky fue expulsado por doble antideportiva. Cuando peor se puso el partido para España, ganando solo de 3 puntos por tres minutos por jugarse, aparecieron dos de los más destacados del Eurobasket. Chacho y Pau. Con una conexión entre los dos que terminó con un mate y posterior grito de Pau (recordando el de hace dos años ante Francia) España cerró el partido.

Juan Carlos pudo jugar sus últimos segundos del choque y celebrar junto a sus compañeros otra medalla y cerró en el mismo lugar, Turquía, un palmarés solo al alcance de los más grandes.

Es probable que tal y cómo ha ido evolucionando el Eurobasket este bronce nos sepa a poco, pero el tiempo nos hará ver todo lo que este equipo ha conseguido y podremos valorar en su justa medida el logro de estos doce amigos, junto a todos los ausentes por lesión o por decisión técnica o personal que no han estado en esta cita, pero sí en años anteriores, han ido consiguiendo competición tras competición.