El Rocasa se resarció de las tres finales de Supercopa perdidas los tres años anteriores ante el Bera Bera y se proclamó por primera vez supercampeón de España 2017 ante el Atlético Guardés (26-28).

El título se definió por las imprecisiones gallegas y por la defensa y claridad canaria. El Rocasa tuvo en sus extremos dos estiletes para culminar el buen juego de la primera línea: los 8 tantos de Tidara Trajaola fueron un estirón notable para su equipo, que se encontró con otra aportación importante, la cubana Sandra Lusson, con otros 8 goles.

Por parte del Guardés era imposible penetrar por el tupido 6-0 canario, en el que despuntó una internacional juvenil que habrá que seguir muy de cerca: la lateral zurda Sayna Mbengue de 18 años.
Por eso el Rocasa llegó a tener diferencias constantes de seis goles en la segunda parte, sin acusar las exclusiones. En el minuto 55 ya estaba decantada la final (20-26), que se quedaron en un margen corto para el octavo campeón de la la historia de la Supercopa.