Este pasado fin de semana se dio por cerrada la Regular Season de la NFL y las estadísticas nos indican quiénes han sido los mejores jugadores en ataque de la 2017/2018: Kareem Hunt, Antonio Brown, Drew Brees y, el de siempre, Tom Brady

Un running back novato lidera en yardas terrestres, Kareem Hunt

En primer lugar vamos a hablar de los running backs. A pesar del bache sufrido acorde a su equipo, los Kansas City Chiefs, quienes vieron peligrar incluso los playoffs al caer en cuatro partidos seguidos ante rivales a priori asequibles tras arrancar la temporada con 5-0, los Chiefs acabaron siendo líderes de la AFC Oeste (10-6) al ganar los últimos cuatro encuentros con Kareem Hunt de vuelta a la endzone.
Kareem Hunt fue determinante en la recta final de la regular season | Foto: Chiefs.com
Kareem Hunt fue determinante en la recta final de la regular season | Foto: Chiefs.com
El corredor, desde la Week 3, perdió todo el protagonismo en la ofensiva de su equipo, tras erigirse como el principal candidato al premio del novato del año y, después de dos partidos más superando las 100 yardas (en los primeros cinco juegos promedió 121’8 yardas por noche), no consiguió volver a anotar un touchdown, ni por tierra ni por aire, tras dos por pases y cuatro en carrera en las tres primeras semanas. En la mitad de temporada, el ataque se vio obligado a cambiar sus directrices, debiendo apostar más por aire, y pasó factura, con un parcial negativo de 1-6 para los de Misuri.
Desde la Week 6 hasta la recta final de la Regular Season donde se jugaron la postemporada, hasta la Week 14, su media descendió en estos siete partidos a 45’85 yardas por encuentro, pasando de 97 jugadas de carrera en cinco enfrentamientos, a sumar 96 acarreos en esos siete juegos, incluso menos que en el inicio de temporada.
Sin embargo, las cuatro últimas jornadas eran definitivas, y así respondieron los Chiefs. Reactivaron el juego de carrera y con ello volvieron las victorias, consiguiendo pleno de triunfos ante Raiders, Chargers, Dolphins y Broncos. La vía terrestre renació más fuerte que nunca, con Hunt destacando de nuevo en el ataque que comanda Alex Smith, anotando en todos los partidos y aportando como en sus inicios alrededor de las 100 yardas: 116, 155, 91 y 35 (en la última jornada no se decidían nada y Hunt se reservó para playoffs y, pese a ello, en una jugada de 35 yardas sumó seis puntos a su equipo).
Kareem Hunt frente a los Chargers | Foto: Chiefs.com
Kareem Hunt frente a los Chargers | Foto: Chiefs.com
De esta manera, Hunt finaliza con 1.327 yardas de carrera en 272 acarreos, con una media de 4’9 yardas avanzadas por intento, y ocho touchdowns. Estos números han sido mejores que los de Todd Gurley (1305 yardas), Le’Veon Bell (1291), LeSean McCoy (1138) y Mark Ingram (1124), los corredores que conforman el top-5 de yardas por carrera de la temporada.

Antonio Brown aspirante al MVP hasta su lesión

Damos paso al juego aéreo. Como ocurrió en 2014, Antonio Brown vuelve a ser el receptor más destacado del año. Ha completado 1.533 yardas, casi 100 más que el segundo WR más importante de la temporada, Julio Jones (1444), y casi 200 más que el tercero, el sorprendente Keenan Allen (1393). 
Antonio Brown es el mejor receptor del momento | Foto: Steelers.com
Antonio Brown es el mejor receptor del momento | Foto: Steelers.com
Ha vuelto a ser el arma principal de los Pittsburgh Steelers, y ha liderado la estadística de yardas por recepción a pesar de no poder disputar los dos últimos partidos por lesión, al sufrir ante los Patriots en la Week 15 un desgarre en la pantorrilla.
Brown ha sido uno de los culpables que ha reabierto el debate de si el premio MVP está predestinado a los quarterbacks o sin embargo está al alcance de solo unos cuantos superhéroes corriendo. Hasta su lesión, figuraba como el principal rival a Tom Brady para este galardón, pero todo apunta a que volverá a ser un QB quien cubra el nombre del MVP de la temporada.
Brown ha sido crucial en partidos muy importantes como contra los Ravens | Foto: Steelers.com
Brown ha sido crucial en partidos muy importantes como contra los Ravens | Foto: Steelers.com
El único receptor que lo ha logrado fue Jerry Rice en 1987, mientras tanto, el WR de Pittsburgh se tendrá que conformar siendo sin dudas el mejor en la actualidad de su posición. Ha sumado 101 recepciones, promediando 109’5 yardas por partido, avanzando 15’2 en cada recepción de media, y visitando la endzone en nueve ocasiones. Los Steelers podrán contar con él en la Ronda Divisional.

Tom Brady el más repartidor, Drew Brees el más certero

Y terminamos repasando los quarterbacks líderes del año. Tres años después, Drew Brees ha sido desbancado del primer puesto en yardas de pase por un jugador de 40 años. Tom Brady sigue intratable a pesar de su edad y desde 2007 no había conseguido encabezar esta estadística, y lo ha logrado liderando un año más a los New England Patriots hacia el mejor equipo de la Conferencia Americana (13-3). 
Brady ha totalizado 4577 yardas, por delante de Philip Rivers (4515), Matthew Stafford (4446) y del hombre que ha encabezado esta estadística en siete de las 12 temporadas que lleva vistiendo la camiseta de los New Orleans Saints, Drew Brees (4334).
Brady y Brees se enfrentaron en la segunda jornada con victoria para los Patriots | Foto: NewOrleansSaints.com
Brady y Brees se enfrentaron en la segunda jornada con victoria para los Patriots | Foto: NewOrleansSaints.com
Aunque Brady ha sido el más repartidor, no ha sido el más certero. En esta faceta, el QB de los Saints se ha mostrado imperial con un 72% de acierto en sus lanzamientos (386/536), mientras que el de los Patriots ha completado el 66’3% de sus pases.
Sin embargo, el hombre de la franquicia que dirige Belichik ha promediado 286’1 yardas por encuentro, repartiendo 32 pases de touchdowns y siendo interceptado en 8 ocasiones, con un rate del 102’8, eso sí, menor que el de Brees (103’9).