El alemán Sebastian Vettel impuso en el Gran Premio de Bélgica en el circuito de Spa-Francorchamps la ley que indica que el Ferrari es el coche más veloz en este trazado al adelantar a Lewis Hamilton (Mercedes) en un caótico inicio con un choque y varios abandonos. Vettel supera así al francés Alain Prost con sus 52 victorias y solo tiene por delante los 67 triunfos de Hamilton y los 91 del Michael Schumacher.

Completó el podio Max Verstappen (Red Bull), que progresó cuatro puestos gracias a sus dotes para los adelantamientos, y fue cuarto Bottas (Mercedes) que remontó desde el 17º debido a una sanción por cambios en el motor.

Los Force India de Sergio Pérez y el francés Esteban Ocon fueron quinto y sexto; los Haas del francés Grosjean y Magnussen, séptimo y octavo; y cerraron la zona de puntos Gasly (Toro Rosso) y el sueco Ericsson (Sauber); con Carlos Sainz (Renault) al borde de los puntos, 12º, tras salir penúltimo por cambiar su motor.

Todo esto en una salida dramática, en la que una mala frenada del alemán Nico Hülkenberg (Renault) provocó que embistiera a Fernando Alonso (McLaren), que voló sobre el coche del monegasco Charles Leclerc (Sauber), y originó la retirada del finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari) y del australiano Daniel Ricciardo (Red Bull).