Movistar Inter se llevó su decimotercera Supercopa de España en la tanda de penaltis después de terminar el tiempo  reglamentario y la prórroga 2-2, a la que se llegó cuando Jaén Paraíso Interior marcó por medio de Ramón. Los andaluces llegaron a tener la victoria en su mano pero Bebe no falló ante Iker López, Víctor Montes mandó al palo y Carlos Ortiz transformó la pena máxima decisiva.

Jaén, con ese espíritu que le ha llevado a convertirse en un grande, se coló en el partido cuando parecía casi muerto. Las cosas se le pusieron muy bien a Inter cuando Solano se sacó un voleón de zurda para poner el 1-0 en un saque de banda (minuto 8), mientras que Jesús Herrero era una muralla imposible de saltar para los de Dani Rodríguez. Carlitos tuvo el empate desde los diez metros, pero quiso ajustar tanto que se le fue arriba. Víctor Montes y Campoy también le probaron, pero no había manera.

Movistar Inter salió disparado tras el descanso a zanjar el asunto. Apareció Ricardinho y dejó medio partido resuelto con un gran pase a Gadeia, que resolvió con maestría. Quedaba casi toda la segunda mitad para levantar el 2-0, pero Jaén Paraíso Interior parecía lejos del partido. Sin embargo, Carlitos se sacó un zurdazo tremendo tras interceptar una salida de balón de Carlos Ortiz y puso emoción a la final (2-1 a falta de 8 minutos).

Ricardinho sacó otro gran pase de la chistera a Gadeia, tremendo hasta su expulsión, pero Espíndola alargó la intriga con una gran parada. El gol de Ramón con 5x4 a punto de terminar el tiempo reglamentario regaló una prórroga en la que hubo mucho miedo a perder. Carlitos tuvo el 2-3 tras un mal pase de Pola, pero en los penaltis Movistar Inter estuvo más certero.