El malagueño Damián Quintero, actual número dos del mundo, se colgó la medalla de oro tal y como hiciera hace cuatro años en los Juegos Europeos de Bakú 2015.

Se enfrentó en su liguilla a los competidores alemán, francés y bielorruso y se impuso en las tres primeras rondas, dominando en todo momento la cabeza del grupo. Con el kata Kururunfa recibió 25,82 puntos, con Anan llegó a los 26,82 y terminó liderando su grupo con 26,32 puntos de media. Ya en la segunda manga, de nuevo Quintero fue el mejor. Con Suparinpei obtuvo 27,22 puntos.

En la final se enfrentó al mejor de la pool B, el turco Sofuoglu Alí, tercero del ránking mundial con quien ya se enfrentó en la final del pasado campeonato de Europa de Guadalajara. Y con un espléndido Annan Dai, no tuvo problema para vencer al turco, que, aunque es joven, viene pisando fuerte y plantando cara al subcampeón del mundo que, una vez más demostró sobradamente su superioridad.