Pablo Acha conquistó la medalla de bronce en la prueba de arco recurvo de los Juegos Europeos y además otorgó a España plaza olímpica en esta modalidad para los Juegos de Tokyo. De esta manera el español se resarció después de haber perdido la pelea por el bronce en la prueba masculina por equipos, junto a Miguel Alvariño y Daniel Castro, pues cedieron por 6-2 ante Italia y tuvieron que conformarse con el cuarto puesto.

Acha realizó un concurso perfecto. Superó en dieciseisavos de final al bielorruso Aliaksandr Liahusheu por 6-0 al ganar los tres primero sets. En octavos venció a Patrick Huston también por 6-0 y clasificó a las semifinales al derrotar al rumano Dan Olaru por tres sets a uno (6-2).

Al haber llegado a una semifinal, Acha ya se aseguraba la plaza olímpica, al igual que hicieron los también semifinalistas para Italia y Holanda. El español cedió ante el holandés Steve Wiljer tras disputar los cinco sets, siendo tres para Wiljer, uno para Acha y otro en empate (7-3: 28-26, 28-30, 25-19, 27-27, 29-25)

Sin embargo, Pablo aún tenía la posibilidad de subir al podio, si vencía a David Pasqualucci en la lucha por el bronce. Y el español dominó el encuentro acabando casi por la vía rápida para llevarse la medalla (7-1: 29-26, 27-27, 26-21, 30-29).

El título fue para el también italiano Mauro Nespoli, verdugo de su compatriota en semifinales después de un partido de infarto que se decidió en una flecha extra (6-5: 29-27, 28-28, 28-29, 29-24, 27-28). Y en la final se deshizo de Wiljer tras un duelo asimismo emocionante que terminó en 6-4 tras las cinco mangas completadas: 28-28, 27-26, 28-28, 26-27, 30-28.