La Fórmula E subió el telón a una sexta temporada en las famosas calles y avenidas de Ad Diriyah, en Arabia Saudí. El primer eprix del calendario se pautó a dos carreras. Y el británico Sam Bird triunfó en la primera.

La carrera comenzó muy entretenida, con Alexander Sims aguantando los primeros ataques de los corredores de Mercedes, y Sam Bird intentando superar a Mortara por el cuarto puesto. Para la sorpresa de todos los asistentes, los pilotos que más dominaron en la quinta campaña largaban desde muy atrás, inclusive el actual campeón de la categoría, Jean Eric Vergne, de Techeetah, que despegó desde la 11ª posición. Otro corredor que logró destacar fue Andre Lotterer, de Porsche, quien luego de una buena largada pudo escalar hasta el cuarto puesto.

Sam Bird optó por una estrategia interesante ya que se valió de la potencia proveniente del novedoso modo ataque para adelantar contrincantes y ascender hasta el primer puesto; el primero de la lista fue Edoardo Mortara, mientras se giraba la vuelta 11. Luego fue a la estela de Lotterer en la vuelta 20 para dos giros después superar a de Vryes por el tercer lugar; pero el momento decisivo de la justa llegó cuando Sam y Stoffel se tocaron en la curva 18, algo que dejó por breves instantes a Vandoorne en el liderato, para luego, en la vuelta 27, apoderarse de la cabeza de carrera hasta el banderazo a cuadros. Finalmente el podio de los vencedores lo protagonizaron Bird, en el escalón más alto, Andre Lotterer, en el segundo peldaño y Stoffel Vandoone, tercero. FUENTE

En la segunda carrera, el piloto también británico Alexander Sims (BMW/Andretti Motrosport) ganó y lideró un doblete histórico para BMW, junto al alemán Max Günther, en segunda posición. La tercera plaza fue para el belga Stoffel Vandoorne (HWA Team) a casi tres segundos del vencedor.

Sims, que no pudo hacer buena la pole de la primera carrera, esta vez consiguió que nadie le adelantara partiendo el primero, en una competición que resultó accidentada. El belga Jerome D'Ambrosio (Mahindra Racing) tuvo que retirarse a las primeras de cambio, debido a problemas con su vehículo.

El portugués Antonio Felix da Costa (DS Techeetah) fue el primero en atacar pero tocó al suizo Sebastien Buemi (Nissan E.Dams) por detrás y al intentar volver a la pista sacó a su compañero el británico Oliver Rowlar, quedando ambos Nissan fuera de cualquier opción.

Da Costa alcanzó la segunda posición, pero el coche de seguridad saltó al circuito cuando Sam Bird se topó contra el muro después de un toque con el alemán Pascal Wehrlein (Mahindra Racing). Este parón en la carrera benefició a Vandoorne que se puso cuarto. Da Costa que seguía con aspiraciones de victoria fue sancionado por su toque con Buemi y salió en última posición, mientras que Buemi también fue sancionado con 10 segundos por volver a la pista de forma peligrosa.

El holandés Robin Frijns (envision Virgin) se fue contra el muro y provocó una nueva salida del coche de seguridad, y su compañero el brasileño Felipe Massa perdió cualquier opción tras una sanción por salida en falso. FUENTE