El Barcelona ha cerrado 2019 igual que los últimos 9 años, ganando la Copa ASOBAL, competición en la que suma 15 títulos en 30 ediciones disputadas. Los azulgranas dominaron por completo al Bidasoa Irún en la final (30-22). Es el cuarto título de la nueva temporada para el Barça después del Mundial de clubes y las dos Supercopas, la española y la catalana. El equipo catalán sigue con la opción de completar el tercer pleno al siete de su historia tras los conseguidos en las temporadas 1999-2000 y 2014-2015. Copa, Liga y Champions se resolverán en 2020.

El Barça alargó así su supremacía en los torneos domésticos, donde no pierde un título desde la Copa del Rey de 2013, cuando el extinto Atlético de Madrid levantó el trofeo después de vencer a los azulgranas en semifinales. Desde entonces, el equipo de Xavi Pascual suma 33 títulos consecutivos en España.

Tras unos primeros minutos de igualdad gracias a la férrea defensa del Bidasoa, el Barça cogió enseguida el camino de la victoria, en cuanto Dika Mem, a la postre MVP y pichichi con 7 goles, dio la primera ventaja azulgrana (3-2) en el minuto 8. La zaga se fue ajustando herméticamente, Möller colaboró con varias paradas, el ataque aprovechó perfectamente ese trabajo en el otro área y el Barça, en definitiva, amplió rentas ante un Bidasoa Irún sin la capacidad de resistencia de otras veces.

La escapada azulgrana resultó imparable: 12-6 en el minuto 23 y 15-8 tres minutos después, antes del 16-10 del descanso. Las constantes vitales del encuentro no variaron un ápice en la reanudación y el Barça transitó con mucha tranquilidad durante la segunda parte para cumplir con el pronóstico. FUENTE