El Tenerife Marlins ha ganado la Copa de Rey de Béisbol celebrada en el campo de El Soto de Burlada debido a la alineación indebida del Sant Boi en la final, si bien el conjunto tinerfeño iba venciendo por 5-3 cuando el comisario técnico ha tomado la decisión.

La final comenzó mediatizada por una reclamación puesta por el equipo tinerfeño por una posible alineación indebida del equipo catalán, al presentar a cuatro jugadores extranjeros.

La normativa señala que en la Copa del Rey se pueden alinear tres jugadores que no pueden formar parte de la selección española y el Sant Boi presentó en su alineación a cuatro jugadores con esta condición.

Sin embargo, el partido empezó a disputarse con mucha igualdad en el marcador durante las primeras entradas, aunque al finalizar la quinta el Tenerife Marlins ganaba por 5-3 y, coincidiendo con el inicio de la sexta entrada, una tormenta de agua descargó sobre Burlada.

Se esperó la media hora reglamentaria y en ese espacio de tiempo el comisario técnico del encuentro dio por perdida la final al Sant Boi por 9-0, mientras que los árbitros decretaron el final del partido por las inclemencias del tiempo.