La japonesa Naomi Osaka, de 21 años, venció a la checa Petra Kvitova en la final del Abierto de Australia, logrando así su segundo grande consecutivo tras el US Open, resultados que la llevarán al número 1 mundial del tenis femenino. En un gran partido Osaka, cuarta favorita, se impuso a Kvitova (nº 6) en tres sets: 7-6 (7/2), 5-7, 6-4 en 2 horas y 27 minutos.

La jugadora nipona de origen haitiano es únicamente la tercera desde hace 15 años, sin contar a la leyenda Serena Williams, en ganar dos torneos grandes de manera consecutiva, tras las belgas Kim Clijsters y Justine Hénin.

Osaka tuvo que superar una montaña rusa emocional en esta final. Tras imponerse en un primer set muy ajustado que se definió en el tie break, se dirigía hacia una victoria en dos mangas cuando tuvo tres bolas con servicio de Kvitova (5-3).

Pero la jugadora checa de 28 años ganó 9 de los 10 siguientes puntos para empatar. Pero Osaka no se hundió y regresó en el tercero para dominarlo ante una Kvitova que no volvió a ofrecer la versión del segundo set. La zurda checa, doble ganadora de Wimbledon (2011 y 2014), perdió por primera vez una final del Grand Slam.

WIKIPEDIA