En el día de Navidad, Rusev recibió el mejor regalo posible en WWE. Y es que el búlgaro derrotó a Shinsuke Nakamura y ganó por tercera vez el título de los Estados Unidos en la reciente edición de SmackDown.

En el combate, Shinsuke Nakamura estuvo a punto de defender con éxito su título. Esto tras conectarle dos rodillazos a la cabeza, pero Rusev se repuso y con un patada a la quijada logró destronar al japonés.

Cabe señalar que Rusev le puso fin al reinando de Shinsuke Nakamura, el cual inició en Extreme Rules. Esa vez, el japonés le propinó un golpe bajo a Jeff Hardy para llevarse la victoria.