Lewis Hamilton se alzó con la victoria en el Gran Premio de China. El cinco veces campeón del mundo adelantó a su compañero, Valtteri Bottas, en la salida y controló la carrera de principio a fin, para sumar un triunfo que le coloca también a lo más alto en la clasificación del Campeonato.

El equipo Ferrari impartió órdenes de equipo entre sus pilotos para priorizar a Sebastian Vettel en la pelea por el podio, cuando creían que el alemán podía apretarle las tuercas a Mercedes. Pero no fue así y encima Leclerc expresó su descontento por radio, aunque acto seguido cayó a la quinta posición, víctima de un undercut de Max Verstappen durante las paradas en boxes.

La carrera de Carlos Sainz y su compañero Lando Norris se vio comprometida en el momento de la salida. El motivo, un Daniil Kvyat desbocado, que les embistió en la curva 6 durante la primera vuelta, condenándoles a las últimas posiciones. FUENTE