El español Rafael Nadal se coronó por novena vez en el torneo de Roma y conquistó su 34º título Masters 1000, al triunfar por 6-0, 4-6 y 6-1 en una épica final contra el serbio Novak Djokovic, número 1 del mundo. En el capítulo número 54 de la rivalidad más larga de la historia del tenis, Nadal, número 2 del ránking ATP, se impuso tras una batalla de 2 horas y 25 minutos a Djokovic, que le había negado este año la victoria en la final del Abierto de Australia.

El mallorquín revalidó el título conquistado el año pasado en el Foro Itálico, cuando doblegó al alemán Alexander Zverev en la final, y ganó su primer torneo de esta temporada a falta de una semana de Roland Garros.

Marcó el territorio desde el comienzo Rafa, que quebró a Djokovic en el primer juego y que mantuvo su saque en blanco para escaparse inmediatamente 2-0. Con un drive demoledor, el español creó bolas de roturas en todos los turnos al saque del serbio y las aprovechó para lograr el primer 6-0 de la historia de los enfrentamientos entre ambos.

Ya contra las cuerdas, aumentó la agresividad Djokovic, mantuvo por primera vez el saque en el primer juego y llegó a tener una bola de rotura con ventaja 2-1, aunque Nadal la anuló con un tremendo drive y defendió su saque. Hizo falta el mejor Djokovic para contener a un Nadal que tuvo cinco bolas de rotura para poder sentenciar el partido, una con 4-4 para ir a sacar por la victoria, y que no las pudo aprovechar. Tras anularlas, el serbio quitó el saque a Rafa con 5-4 en el marcador y prolongó el encuentro, forzando el set decisivo.

Empatados, Nadal tiró de más fuerza física y mental y robó el saque a Djokovic en el primer juego, dando un auténtico golpe psicológico al serbio, quien hasta rompió su raqueta. El español no volvió a conceder ocasiones de rotura para tomar ventaja 2-0 y defenderla hasta el 5-1. Volvió a quebrar a "Nole" en el séptimo juego y sentenció el partido. FUENTE


WIKIPEDIA