FÚTBOL AMERICANO - Los mejores receptores del próximo NFL Draft 2020 - Historia Deportiva

Reciente...

📖Mis Artículos 🏈ASH Football 🏀Tiempo Muerto NBA 🏒NHL Vavel
HISTORIA DEPORTIVA

30 de marzo de 2020

FÚTBOL AMERICANO - Los mejores receptores del próximo NFL Draft 2020


Se acerca el Draft de la NFL y, tras la combine, ya estamos de lleno entre los movimientos con los que las franquicias buscarán poner a punto sus equipos para la próxima temporada. Por ello, vamos a informaros desde ASH sobre los mejores jugadores por posición que podrán salir en la lotería del Draft. Recordamos que tendrá lugar el 23-25 de abril en Las Vegas. Y continuamos con los jugadores que se desempeñan como wide receivers (WR) o receptores, en una de las clases más amplias en la que las franquicias en casi cualquiera de las rondas pueden conseguir mucho talento:

CeeDee Lamb - Oklahoma

Jugador candidato a salir entre los diez primeros en el Draft. Todo un playmaker, con una capacidad para recortar defensas extraordinaria después de recibir, contrarrestando a su velocidad que no es su punto fuerte. Dispone de manos espléndidas y gran control de su cuerpo, especialmente en el aire. En 2019 realizó 62 catches para 1327 yardas y 14 touchdowns, con un promedio de 21'4 yardas por recepción. En sus dos últimos años, durante 27 partidos anotó en 26 ocasiones.

Es tal su habilidad para cortar que fue el segundo máximo jugador con más tackles esquivados, 26, y 683 de sus yardas ganadas fueron tras la recepción. Lideró a la ofensiva de Oklahoma, sacándola de los apuros como muestran sus 29 primeros downs conseguidos, y solo falló tres recepciones en todo el curso.

Jerry Jeudy - Alabama

Jeudy es otro hombre estrella de esta jugosa clase de receptores. Espléndido corredor de rutas, muy buenas manos y con una potencia en sus piernas que le hace contar con una aceleración imparable. Al igual que Lamb, debe convertirse en el receptor número 1 de la franquicia que lo elija.

Ganador en 2018 del Fred Biletnikoff Award al mejor receptor de la NCAA, en la última temporada completó 77 recepciones, 1163 yardas y 10 touchdowns. De sus capturas, 33 superaron las 15 yardas, y 43 de ellas hizo mover las cadenas.

Henry Ruggs III - Alabama

Estamos ante el receptor más rápido de la clase, algo que confirmó en la prueba de las 40 yardas de la combine con un tiempo de 4'27 segundos. Tiene agilidad para saltar a por balones divididos y gracias a su velocidad, en campo abierto no hay quien lo detenga.

En Alabama con Jeudy y Ruggs contaban con dos armas tremendamente productivas y letales para las secundarias rivales. Y es que Ruggs también recibió otros 40 balones en la última temporada, produciendo 746 yardas y 7 anotaciones. En toda su carrera universitaria cuenta con un promedio de 17'91 yardas por recepción.

Justin Jefferson - LSU

Receptor que corre muy bien las rutas y que puede desempeñarse saliendo tanto desde fuera como desde dentro. Fortalecido tras la combine por su gran actuación en las 40 yardas (4'43), también destaca por su habilidad para recibir en tráfico, con los defensores encima. Además, es capaz de eludir placajes, pues forzó a que 23 tackles fueran fallidos.

Aún así, el 98'6% de sus jugadas fue desde el slot, por lo que se destinaba a completar rutas interiores. En su último año universitario acabó entre los tres mejores de la NCAA en recepciones (111), yardas (1540) y anotaciones (18).

Tee Higgins - Clemson

En la segunda mitad de la temporada los Tigers y a su vez Higgins progresaron en su juego y el receptor se proclamó entre los mejores WRs de todo el college football. Acabó su campaña con 59 atrapadas para 1167 yardas (341 after-catch), 13 touchdowns, 35 primeros downs y obligó a la defensa contraria a fallar 12 placajes.

Cuenta con unas manos fuertes y seguras, dispone de un radio para atrapar balones muy amplio y hace fácil las capturas laterales. Buen corredor de rutas y excelente equilibrio y control de su cuerpo, lo que aprovecha para ir la mayoría de las veces un paso por delante de su defensor.

Laviska Shenault - Colorado

Aunque le falta aún refinar su árbol de rutas, Shenault es un auténtico fuera de serie con una combinación de fuerza, tamaño, explosividad y visión como principales características. Resulta inalcanzable en campo abierto y es experto en recibir en rutas profundas.

Durante 2019 tuvo 52 recepciones para 721 yardas y 4 touchdowns. El juego de su quarterbarck no ayudó y tampoco las lesiones musculares, lo que incluyó cirugía tras la combine. Todo eso le llevó a tener menos protagonismo que en 2018 (86 capturas, 1011 yardas y 6 anotaciones).

Brandon Aiyuk - Arizona State

Los Sun Devils contaron con un receptor maravilla, hábil en recortar, en visión y en correr rutas. Su capacidad para visualizar los espacios libres le catapultaba a tener largas recepciones.

Este jugador también apunta muy alto en este Draft, y todo gracias a la enorme progresión que demostró de un año a otro. En 2019 recibió en 65 ocasiones, se recorrió 1192 yardas y alcanzó la endzone 8 veces. Prácticamente dobló sus estadísticas de 2018.

Jalen Reagor - TCU

Pese a que el quarterback de los Horned Frogs no favorecía al juego aéreo de TCU, Reagor supo darse importancia y desatascar a su ofensiva con grandes catches e incluso con buenos retornos en kickoffs. Supo desmarcarse de sus cornerbacks asignados y abrirse por el campo profundo con su velocidad y cortes, para protagonizar largas recepciones.

Solo tuvo 43 recepciones para 611 yardas y 5 touchdowns. Por saber queda lo que habría conseguido con un QB a la altura.

Tyler Johnson - Minnesota

En total, completó 86 pases, con 1318 yardas de ganancia y 13 touchdowns durante 2019, pero verdaderamente destaca en rutas "go", profundas, como indican las 17 recepciones efectuando esta ruta para 46 yardas y protagonizando 9 de sus 13 anotaciones en la temporada. El resto de capturas haciendo una "go" fueron primeros downs. En 2018 también produjo más de 1260 yardas y al menos 12 touchdowns, por lo que ha demostrado en su carrera una gran consistencia.

Aunque no sea el más veloz, posee buenas manos, corre muy bien las rutas, alcanza muchos balones divididos y es muy explosivo tras recibir. Tanto es así que efectuó 240 yardas tras contactar con algún defensor, lo que le convierte en un receptor abierto muy difícil de derribar.

Denzel Mims - Baylor

Las 66 recepciones para 1020 yardas y 12 touchdowns demuestran también la enorme valía de este receptor para la NFL. Fue un WR sólido para los Bears en su carrera universitaria y causa de ello son sus hábiles manos, el amplio rango de recepción que puede llegar a tener, el control de su cuerpo y un buen tamaño físico.

Pese a que sus movimientos puedan parecer algo predecibles, sus buenas actuaciones durante la Senior Bowl y la combine le fortaleció tanto como para incluso poder salir en primera ronda.
Al margen de estas diez estrellas, hay muchos receptores más que podéis tener en la cabeza y que pueden salir en el Draft. Entre ellos, podemos nombrar a K.J. Hamler (Penn State), Gabriel Davis (UCF), Donovan People-Jones (Michigan), Van Jefferson (Florida), Bryan Edwards (South Carolina), Quartney Davis (Texas AM), Collin Johnson y Devin Duvernay (Texas), Chase Claypool (Notre Dame), Michael Pittman Jr. (USC), K.J. Hill (Ohio State), Jauan Jennings (Tennessee), Antonio Gandy-Golden (Liberty) o Isaiah Hodgins (Oregon State).