Joan Cañellas sobre la bocina dio el pase a semifinales a los actuales campeones del mundo, frente a Dinamarca, derrotándolos por 25-24. España sigue con pie firme en este Mundial 2015 intentando repetir la gesta ocurrida en 2013, cuando vapulearon a los mismos daneses en la final. Esta vez, los hombres dirigidos por Manolo Cadenas, hundieron a Dinamarca en el final del partido cuando Cañellas marcó el vigésimo quinto gol del encuentro desempatando el marcador para alegría de los españoles.

El partido se desigualó inicialmente a la carrera, de la mano del rapidísimo Anders Eggert, haciendo que la selección danesa lograse su primera ventaja (6-4) aprovechando una exclusión del defensor español Virán Morros a los 12 minutos de juego.

Un marcador que pareció despertar definitivamente al conjunto español, al menos en defensa, faceta en la que los de Manolo Cadenas se habían mostrado hasta entonces incapaces de frenar la veloz circulación de balón de los nórdicos, que lograron llevar con excesiva facilidad la pelota a sus eficaces extremos.

Esta mejoría defensiva produjo un parcial de 2-6 en los siguientes 10 minutos, gracias en parte a los siempre seguros Valero Rivera y Joan Cañellas, para dar la vuelta al marcador (8-10). Finalmente, Mikkel Hansen puso las tablas antes del descanso (11-11).


La segunda parte España no la empezó muy bien, pues recibieron la exclusión de Cañellas y parecía haber lagunas en la circulación del balón en ataque. Hansen se encomendó a su equipo con cuatro tantos consecutivos, al igual que lo hizo Raúl Entrerríos quien provocó 2 penaltis y metió 1 gol, impidiendo que los daneses se marchasen (18-16). Hasta que Virán Morros y Guardiola, con las ayudas de Antonio García, evitaron que los tiros tan peligrosos del central danés prosigan.

Llegó la hora de Joan Cañellas, su efectividad devolvió las riendas del marcador a España (20-18), una ventaja que fue crucial para la victoria. Aunque los daneses no daban nada por hecho y un parcial de 3-0 con dos contraataques, además de que los españoles se encontraban atascados a la hora de lanzar, puso la igualdad en el luminoso.

El final fue de infarto. Un golpe franco de Hansen que pudo atajar Gonzalo Pérez de Vargas evitó que Dinamarca liderase el marcador. Acto seguido, llegó el décimo tanto de Valero Rivera, 23-24 (el extremo izquierdo destacó en su efectividad en los 7 metros). Pero Larsen respondió con un lanzamiento casi imposible sobre Guardiola y que esta vez no pudo detener el portero español. Quedaban 19 segundos para un último ataque que pertenecía a España, donde la calidad de unos de los mejores jugadores del mundo, sino el mejor, Joan Cañellas, lanzó tras cruzarse con Entrerríos, y el balón llegó al fondo de la portería donde Green no pudo hacer nada.