No ha tardado en llegar la primera medalla española en los Juegos Paralímpicos 2016 que se están disputando en Río de Janeiro. Kim López partía como favorito y se consagró como nuevo campeón olímpico de lanzamiento de peso en categoría F12 (personas con deficiencia visual). Llegaba a Brasil como nº 1 del ránking, bicampeón de Europa en disco y en peso y con la mejor marca de la temporada: 15'86 m.
En esta prueba olímpica ha tenido que lanzar 16'44 metros el peso para conseguir su último gran título que le faltaba por añadir a su palmarés. El valenciano abandonó nervios y se mostró intratable con esa marca en su segundo intento, mejorando en más de medio metro su mejor lanzamiento. 
La medalla de plata fue para el iraní Saman Pakbaz que lanzó 15'98 metros, mientras que el bronce lo consiguió el ucraniano Roman Danyliuk (15'94 metros). El también español Héctor Cabrera Llacer acabó en octava posición con un mejor lanzamiento de 13'75 metros, batiendo su marca.