Dos nueva medallas para España, ambas de plata, en la jornada del 16 de Septiembre para dos de nuestras nadadoras más representativas: Teresa Perales y Sarai Gascón. La de Teresa es la vigesimocuarta en su palmarés y la segunda en Rio (las dos de plata), mientras que la de Sarai es la sexta (5 platas y un bronce), tercera en Rio, todas ellas de plata. Además también contamos con dos finalistas, Tajuelo que fue sexto y Toni Ponce séptimo, mientras que José Antonio Marí también se clasificó para la final pero no pudo disputarla por problemas de espalda. En lo que a records mundiales se refiere, en este octavo día han caído otros siete, todos ellos en la sesión de tarde.

            La sesión matinal del octavo día de competición comenzó con los 100 Mariposa masculino (S-9) en los que participaba José Antonio Marí. El nadador español fue cuarto en la primera de las series con 1:04:39, lo que le valió el pase a la final con el octavo mejor tiempo. José Antonio tendrá difícil la lucha por los metales, especialmente viendo marcas como las que han hecho el húngaro Tamas Sors, el mejor de cara a la final con 1:00:58, el italiano Federico Morlacchi con 1:01:57 o el griego Dimosthenis Michalentzakis con 1:01:91.

            Solo una de nuestras dos representantes en los 100 Mariposa femenino (S-9) ha conseguido colarse en la final, y ha sido Sarai Gascón, que ha marcado el cuarto mejor registro, mientras que Nuria Marqués se ha quedado fuera con el noveno tiempo, a 31 centésimas del octavo puesto.


            La tercera posición de Nuria Marqués en la segunda serie con 1:11:28 la dejaba sin opciones de luchar en otra final, algo que tampoco podrán hacer otras medallistas durante estos Juegos en pruebas anteriores como las chinas Jiexin Wang y Ping Lin, así como la canadiense Katarina Roxon., lo que da muestra de lo complicado que estaba clasificarse para luchar por las medallas. A Nuria Marqués todavía le queda una prueba en Rio, los 100 Espalda, donde tiene muchas opciones de medalla.

            Sarai Gascón, que tenía el mejor tiempo de inscripción de las 20 participantes con 1:07:61 nadó en la tercera serie acabando en segunda posición con 1:10:59 tras la estadounidense Elizabeth Smith, que con 1:09:95 se metía en la final con el tercer mejor registro total tras los 1:09:43 de la china Jialing Xu y los 1:09:77 de la británica Claire Cashmore.

            También habrá representación hispana en la final de los 100 Braza masculino (SB-6) tras el séptimo mejor tiempo de Toni Ponce, que con 1:30:49 lograba su pase después de ser quinto en su serie. Las medallas se presentan bastante complicadas dado que los tres primeros tiempos están algo alejados de los del español. El mejor ha sido el colombiano Nelson Crispín Corzo con 1:22:74, seguido del ucraniano Ievgenii Bogodaiko (1:22:88) y del alemán Torben Schmidtke (1:24:61).

            Una nueva posibilidad de medalla tendrá nuestra Teresa Perales al clasificarse con el tercer mejor tiempo para la final durante las calificatorias de los 200 Estilos femenino (SM-5) después de quedar segunda en su serie con 3:40:65 por detrás de la gran favorita al oro, su amiga y rival en la piscina Sarah Louise Rung, que se mostró muy superior al resto de rivales con un sensacional registro de 3:19:54, más de 18 segundos de ventaja sobre el segundo mejor crono marcado por la vencedora de la primera serie, la israelí Inbal Pezaro (3:37:62). Además de estas dos nadadoras, Teresa tendrá como duras rivales a la checa Bela Trebinova (3:41:06), la bielorrusa Natallia Shavel (3:41:11) y la italiana Giulia Ghiretti (3:47:63).


            Se empieza a notar el cansancio de los días de competición acumulados por los nadadores; algunos de los más habituales han disputado ya cuatro, cinco y hasta seis pruebas con  sus correspondientes series y finales, algo que se hace patente en las marcas, y esta ha sido la primera de las jornadas matinales en la que no se ha batido ningún record mundial, aunque si tres nuevos records paralímpicos. Seguro que se reservaban para la tarde…

            La sesión de tarde comenzó con la mala noticia que nos daba José Antonio Marí al no poder participar en la final de los 100 Mariposa masculino (S-9) pese a haberse clasificado por la mañana, debido a problemas en la espalda que el mismo comunicó por redes sociales.

            En esa final, ya sin José Antonio, el triunfo y la medalla de oro fue para el griego Dimosthenis Michalentzakis con un nuevo record paralímpico de 59:27, siendo la plata para el recordman mundial Federico Morlacchi con 59:52 y el bronce para el húngaro Tamas Sors con 59:85.

            Tras la desilusión nos llegó la inmensa alegría de la tercera medalla que lograba Sarai Gascón en Rio 2016, y como en el caso de las dos anteriores, esta también fue de plata. La española se quedó retrasada tras la salida, llegando a la mitad de la prueba en quinta posición a 68 centésimas de la líder en ese momento, la estadounidense Elizabeth Smith.

            La remontada de Sarai en el último largo fue impresionante, superando una a una a sus rivales, pero en los últimos metros se vio superada por la china Jialing Xu, que tocaba primera la pared con nuevo record de Asia de 1:07:90, solo 10 centésimas por delante de Sarai Gascón, que se colgaba la plata con 1:08:00, mientras que el bronce fue a parar a la húngara Zsofia Konkoly con 1:09:21.


            Séptimo acabo Toni Ponce en la final de los 100 Braza masculino (SB-6) con una marca de 1:30:33, una prueba donde se produjo el primer record mundial de la jornada por mediación del ucraniano Ievgenii Bogodaiko, que con 1:18:71 mejoraba en prácticamente un segundo y medio su propia plusmarca. El colombiano Nelson Crispín fue plata con 1:21:47 y bronce el alemán Torben Schmidtke con 1:23:47.

            Poco tardó en llegar el segundo record mundial de la jornada, puesto que de la lucha entre los dos ucranianos que están dominando la mayoría de las pruebas en la categoría S-10 llegó una estratosférica marca en la final de los 400 Libres masculinos donde Maksym Krypak destrozó literalmente el record mundial que poseía el estadounidense Ian Silverman (4:03:57) bajando por primera vez de los 4 minutos y dejando la nueva plusmarca en 3:57:71 tras un impresionante último largo que hizo en 27:82 segundos. La plata fue para Denys Dubrov, que solo tenía una desventaja de tres centésimas en el último giro pero que sucumbió ante el gran final de su compatriota, llegando a 2:40 segundos de Krypak con 4:00:11, siendo el bronce para el canadiense Benoit Huot con 4:04:63.

            Estaba visto que los nadadores habían reservado los records y el espectáculo para las finales, puesto que la tercera plusmarca mundial de la tarde llegó a continuación en la final de los 400 Libres femenino (S-10), y la encargada de hacerlo fue la canadiense Aurelie Rivard con 4:29:96, bajando casi tres segundos el anterior record de la francesa Elodie Lorandi (4:32:79). La plata en esta prueba se la llevó la australiana Monique Murphy con un nuevo record de Oceanía (4:35:09), superando a Elodie Lorandi que fue bronce con 4:35:49, solo 3 centésimas por delante de la polaca Oliwia Jablonska que fue cuarta.

            Miguel Ángel Martínez Tajuelo mejoró el record nacional en la final directa de los 200 Libres masculino (S-3) y finalizó en sexta posición con 3:45:19. El ganador del oro con nuevo record mundial fue el chino Wenpan Huang, que con 3:09:04 volvía a pulverizar un nuevo record, en este caso el que poseía su compatriota Hanhua Li desde 2010 con 3:16:45. Mucho tuvo que luchar el chino para imponerse al vigente campeón mundial Dmytro Vinohradets, que dominó la prueba durante la primera parte y solo pudo aventajarlo en el último largo. El ucraniano fue plata a escasas 73 centésimas del oro (3:09:77) siendo el bronce para Hanhua Li con 3:23:10.


            La final de los 200 Estilos femenino (SM-5) comenzó con casi una hora de retraso debido a un problema de mantenimiento cuando las nadadoras ya estaban preparadas para la salida, algo que no puso nerviosa a la experimentada Teresa Perales que consiguió la medalla de plata, su segunda en estos Juegos.

             Desde los primeros metros con la posta de Mariposa la noruega Sarah Louise Rung comenzó a marcar diferencias sobre sus rivales, seguida por Teresa Perales a poco mas de dos segundos. En el tramo de Espalda la noruega ya se había escapado irremediablemente con casi cinco segundos sobre Teresa, que no lograba despegarse de la bielorrusa Natallia Shavel. La fantástica Braza de Rung colocaban 18 segundos entre ella y la segunda, posición que ocupaba Shavel tras superar a Teresa por medio segundo, con la israelí Inbal Pezaro situándose a solo dos segundos de nuestra nadadora.

            Con el oro ya en el bolsillo de Sarah Louise Rung con 3:15:83, la lucha por las otras dos medallas estaba abierta, y Teresa Perales se aprovechaba de su gran calidad en el crol para hacerse con la plata con 3:36:14, aventajando en algo más de dos segundos a Inbal Pezaro que fue bronce con 3:38:20, quedándose fuera de las medallas Natallia Shavel (cuarta con 3:39:61) y la checa Bela Trebinova (quinta con 3:41:76).


            El quinto record mundial de la tarde lo lograba el estadounidense Bradley Snyder en los 100 Libres masculino (S-11) mejorando uno de los records mundiales más longevos que estaba en posesión de su compatriota John Morgan desde 1986 en Goteborg con 56:67. La marca de Bradley Snyder que le dio el oro fue de 56:15, aventajando en más de tres segundos al chino Bozun Yang, que fue plata con 59:51 en un final muy igualado en el que superó al japonés Keiichi Kimura que fue bronce con 59:63, al sudafricano Hendri Herbst que fue cuarto con 59:71, al brasileño Matheus Souza, quinto con 59:80 y al bielorruso Hryhory Zudzilau con 1:00:21.

            El sexto record mundial de la jornada lo consiguió el chino Liankang Zou en los 50 Espalda masculino (S-2) con un crono de 47:17 que le sirvió para hacerse con el oro. Este tiempo fue más de dos segundos mejor que la marca que hizo en estos mismos Juegos durante la disputa de la final de los 100 Espalda. La plata fue para su compatriota Benying Liu con 48:84, mientras que el bronce fue para el ucraniano Serhii Palamarchuk, que con 50:23 batía el record de Europa y dejaba a China sin triplete al relegar a la cuarta posición a Yang Yang.

            Y para terminar el día llegaba en el relevo 4x100 Libres femenino (34 puntos) un nuevo record mundial para el cuarteto de Australia que conformaron Ellie Cole, Lakeisha Patterson, Maddison Elliott y Ashleigh McConnell con un tiempo de 4:16:65, rebajando la plusmarca de la propia Australia desde Londres 2012 de 4:20:39. Segunda en esta prueba fue Estados Unidos con 4:20:10 y tercera China con 4:24:22.

Ignacio Ortiz

@00CAFETERO