El Fígaro Peluqueros dio el primer golpe sobre la mesa de la temporada al vencer al mejor equipo de los últimos años, el Naturhouse de Logroño, por 3-1 (25-21, 21-25, 26-24 y 25-23), en la final de la Supercopa de España. Las de David Martín fueron superiores y demostraron que han reforzado con acierto la plantilla con el objetivo de recuperar la hegemonía del voleibol nacional.

En el primer set, el Fígaro saltó al parqué de Taco muy concentrado y calculando con precisión cada jugada para evitar los errores, lo que causó que el equipo de Logroño apenas jugara con comodidad y, después de alguna esporádica ocasión en la que se puso por delante, el dominio local fue total (25-21).

El Naturhouse dio la vuelta al juego en el segundo set con Elia y Da Silva imponentes, con seis puntos cada una, y una gran actuación en la recepción de Portero y Esther López (21-25).

El tercer set fue apretado hasta el final y, con empate a 24, un gran punto de Janine Sandell y otro de Cristina Sanz dio el parcial al equipo canario. Y la cuarta manga tuvo idéntico guión: un marcador muy apretado y unas jugadoras que arriesgaron al máximo en cada punto.