Martin Fourcade campeón olímpico en Persecución
Laura Dahlmeier y Martin Fourcade son los nuevos reyes de la Persecución del Biatlón olímpico. Se han proclamado campeones de la forma más brillante posible. Aplastando y llegando en solitario. Por un lado, la alemana demuestra que es la mejor biatleta del mundo, y por otro, Fourcade sigue demostrando que es uno de los mejores de todos los tiempos.

La carrera de persecución se disputaba en la noche surcoreana, con un frío más que patente y con una nieve que no permitía que el esquí deslizase a la perfección. La carrera femenina era sobre 10 kilómetros con 4 campos de tiro, mientras que la masculina sobre 12,5 y otros 20 disparos en 4 campos. Lo peculiar de esta competición era que comienza con las diferencias de la prueba disputada anteriormente, contra el crono. Es decir, persigues e intentas neutralizar la diferencia que pierdes en la prueba anterior. Así, 60 competidores comenzaron las hostilidades.

PRUEBA FEMENINA

Laura Dahlmeier tiraniza el biatlón en categoría femenina. La de Garmisch-Partenkirchen ha logrado su segunda medalla de oro en dos pruebas. Ha vencido en la persecución haciendo valer su primera posición de salida con un dominio que solo se ha visto alterado por la medallista de plata Kuzmina.

La rusa nacionalizada eslovaca ha remontado espectacularmente y tras un fallo de Dahlmeier se ha plantado a su altura. Anastasiya Kuzmina no ha podido completar la remontada, ya que en los dos últimos campo de tiro ha fallado en dos ocasiones por campo y ha tenido que pelear por la plata. La francesa Bescond ha tenido hasta el último momento posibilidades de batir a la eslovaca.

Solo dos décimas de segundo han separado a eslovaca y francesa. Se han quedado a más de 29 segundos de Dahlmeier. La alemana ha sido brillante esquiando y fiable tirando. Prueba perfecta y nueva persea. Sensación de dominio y de que es la mejor biatleta del circuito.
Laura Dahlmeier logra el oro en persecución
A más de un minuto han terminado las siguientes biatletas; Olsbu ha sido cuarta, y Oeberg, Herrmann, Vitkova y Haecki cierran el Top-8 final.

PRUEBA MASCULINA

Martin Fourcade es el Rey. No lo derrocan y parece que no lo derrocarán. El francés se ha sobrepuesto a su mal resultado en el sprint, demostrando todo lo que se le presupone a uno de los mejores deportistas de todos los tiempos. Fourcade salía octavo y en el esquí ha destrozado a todos y cada uno de sus rivales. Mientras que en el tiro, solo un fallo y dando toda una clase en el disparo de pie. 

Tercer oro olímpico para Fourcade
La exhibición de Fourcade se puede constatar aún más sabiendo que sus teóricos rivales hicieron mala prueba y que él no acertó todos sus disparos. El que partía primero, Peiffer, se hundió completamente. Thignes Boe, 3 fallos y condenado. Además, en el esquí nadie se le acercó en cuanto a velocidad.

Acompañaron al de Céret en el podio, Samuelsson y Doll. El sueco solo con 21 años de edad, mientras que Doll fue el mejor de los alemanes. Cierran el Top-8, Tarjei Boe, Schempp, Weger, Desthieux y Arnd Peiffer.

La grandeza de Martin Fourcade se puede medir en números. 3 oros y dos platas olímpicas. 11 oros mundiales y 6 copas del mundo. Se ha colocado como uno de los mejores biatletas de todos los tiempos y probablemente sea uno de los mejores deportistas de la historia. 

Así terminó la persecución del biatlón. Dos dominantes campeones. Uno remontando y otra dando una clase magistral. Dahlmeier y Fourcade han comenzado de la mejor forma posible los Juegos Olímpicos de Invierno.