Lewis Hamilton consiguió el récord de 7 victorias en su casa tras morder desde el inicio en Silverstone y batir a un combativo Valtteri Bottas. Aprovechó un coche de seguridad para ganar la posición y de esta manera el británico sumó un nuevo triunfo que deja el mundial más de cara para él, pero también para Mercedes que pudo pasearse mientras Red Bull y Ferrari tenían una dura batalla a cuatro que no terminó de la mejor manera para Sebastian Vettel, que acabó 16º. Por su parte, Carlos Sainz brilló en una remontada espectacular para acabar en la 6ª plaza.

Los Mercedes obraron una espectacular batalla que llegó a su fin con la presencia de un coche de seguridad provocado por Giovinazzi que pilló a Bottas con la parada ya hecha. Hamilton aprovechó ese momento para colocarse líder y cabalgar plácidamente hacia el triunfo. Y si por delante la lucha era espectacular, por detrás no iba a ser menos. 

Uno de los grandes protagonistas del día fue Max Verstappen. Primero protagonizó un mano a mano frenético con Charles Leclerc durante la primera mitad de la carrera, incluyendo un adelantamiento del holandés en la calle de boxes. Pero Leclerc se la devolvió en la pista y tras ello el coche de seguridad lanzó todo por los aires y Vettel y Gasly se encontraron por delante de sus compañeros y con el monegasco rezagado en la sexta plaza.

Aún así, el ritmo de Verstappen era espectacular. Gasly le dejó paso para ir a por Sebastian Vettel y conseguir la plaza en el podio, aunque cuando alcanzó al alemán la tormenta se desató entre ambos: el piloto alemán se llevó por delante al holandés cuando vio como el Red Bull le quitaba las pegatinas, pudiéndole la presión una vez más.

El resultado final del accidente fue, para Vettel quedar a la cola de la parrilla por los daños en su monoplaza y 10 segundos de sanción, pero sorprendentemente el Red Bull de Verstappen quedó prácticamente intacto a pesar del fuerte impacto. El holandés solo perdió la plaza con Leclerc, quien subiría al tercer escalón del podio, y Gasly.

Para terminar, Carlos Sainz, que salía desde la 13ª posición tras quedarse fuera de la Q3 al sufrir problemas de agarre por un fallo en la inclinación de su alerón delantero, tuvo que remontar de nuevo tras una nueva gran salida que le permitió pasar a los dos Alfa Romeo. Con un buen ritmo y constante de carrera, fue ganando posiciones, el coche de segurida le favoreció, así como el incidente de Vettel, y acabó sexto a pesar de las acometidas de Daniel Ricciardo. FUENTE